Sucios y repugnantes... 

ARRIBA